Salud, Dinero y Amor

Columnas

China y México tiene más opciones comerciales y de inversión que Estados Unidos

TE PUEDE INTERESAR

La economía china ya se coloca como la principal a escala mundial, aunque considerando consumo per-cápita por habitante, Estados Unidos sigue a la cabeza dejando al país asiático en segundo lugar México cuenta con más de 16 tratados comerciales, así que deberá diversificar sus opciones para dejar de depender de la economía de Estados Unidos. China es un buen aliado.

 

Simón Levy Dabbah colaboró para el Banco Mundial y fue presidente del primer fondo de inversión entre Asia y América Latina, y será el próximo Subsecretario de Turismo en México.

 

—¿Cómo ve las dos economías más importantes: la estadounidense y la canadiense, de frente a la mexicana?

 

—Estamos pasando por un proceso muy importante de redefinición geopolítica, redefinición productiva y sobre todo de un viraje de nuevos gobiernos que están considerando el proteccionismo como una plataforma para poder defender sus posiciones políticas.

 

“Hay que decir que el modelo económico neoliberal en los últimos 35 años se ha venido implementando, pero con muy poco resultados, se ha profundizado y acentuado la desigualdad económica.

 

“Hace unos días escribía que el surrealismo mexicano se puede describir de la siguiente manera: en una misma ciudad en diferentes colonias y municipios coexisten y conviven la más importante de las miserias con la más profunda de las prosperidades económicas.

 

“Primero en la gran fábrica del mundo, porque decidió centrar prácticamente su modelo de crecimiento económico hacia las exportaciones, atrayendo enormes cantidades de flujos de inversión extranjera por la manufactura, de productos primarios o de manufacturas baratas, y posteriormente a lo que hoy estamos viendo una economía china que se traslada al fortalecimiento ya no de la manufactura primaria, sino de la capacidad de generar productos de alto valor agregado.

 

“China es hoy un gran exportador de ingenieros en el mundo, de patentes, de tecnología y definitivamente de capital financiero. China pasó de ser la gran fábrica del mundo a convertirse en el gran banco del mundo”.

 

–¿Cree que van a cambiar un poco las posiciones de las economías de EU y China frente a México?

 

–México tiene que apostarle a un proyecto de reconstrucción de la política industrial.

 

“México para poder jugar con mucha inteligencia en el comercio exterior en el libre comercio, necesita fortalecer su capacidad productiva, invertirle al capital humano. Es la única manera de transformar la pobreza, como lo hizo China hace 35 años con más de 400 millones de pobres, y que ahora los incorpora a una economía formal.

 

“México debe fortalecer sus capacidades productivas, el mercado interno, debemos regresar al camino del desarrollo de la infraestructura pública.

 

“En México, en 1981, por ejemplo, traía tasas de inversión en infraestructura pública, superiores al 11% del presupuesto público. Hoy estamos por debajo del 3%. Me parece fundamental regresar a una economía que impulsa el crecimiento en el mercado interno”.

 

–¿Se puede en estos momentos regresar a esos niveles? ¿Se tienen las condiciones para las reformas, o qué se tendría que hacer?

 

–Pararle ya al despilfarro del presupuesto público; reorientar el gasto y el presupuesto a una inversión productiva.

 

“Hay dos estrategias que yo veo completamente diferentes para China como para Estados Unidos, pero México necesita simplemente fortalecer su mercado para poderlas afrontar.

 

“Para China prácticamente es imposible en estos momentos hablar de un equilibrio de una balanza comercial; pero China sí puede ayudarnos de una manera muy importante a combatir la desigualdad, a combatir el lastre de la pobreza y por eso yo propongo que la agenda entre México y China debe pasar de una agenda exclusivamente comercial a una agenda de la prosperidad.

 

“Definitivamente México tiene que seguir integrándose en las cadenas productivas y en las cadenas de valor de Norteamérica, no solamente con Estados Unidos sino con Canadá, y tenemos básicamente que lograrlo”.

 

–¿Se tienen las condiciones de mano de obra, se tienen las condiciones salariales para que México siga aprovechando la relación con ambas naciones?

 

–Yo pienso que México tiene que impulsar fuertemente un desarrollo de toda la frontera norte y de la frontera sur, mediante la creación de un programa nacional de infraestructura pública que nos dé más competitividad.

 

“Pero la reforma más importante es la humana, la reforma en el capital humano. México no va a poder aprovechar ninguna ventaja en materia internacional de comercio exterior mientras no fortalezca sus capacidades productivas, su mercado interno y mientras no fortalezca la industria mexicana.

 

“Entonces lo que veo y propongo es que vamos a reconstruir y a fortalecer el mercado mexicano, para que juguemos de manera inteligente en el comercio global, no se trata de cerrarnos, sino de crear valor, capturar valor, crear riqueza y mercado”.

 

–¿Qué industrias se verían más beneficiadas con la economía china y cuáles tendrán un declive?

 

–Dependiendo. Si México hace su tarea, vamos a ver definitivamente un impulso muy importante del campo mexicano, el sector agroindustrial. Segundo, el tema energético es vital, es muy importante el tema energético, no solamente en el rubro petrolero, sino en las energías verdes.

 

“En cuanto al turismo, es impresionante el potencial de México, también en la biotecnología y el sector de las telecomunicaciones. Ahí están las fortalezas y la cultura”.

NOSOTROS

Salud, Dinero y Amor, el único programa de radio en el cuadrante mexicano que integra estos tres ejes rectores de la vida cotidiana desde el punto de vista de los negocios y de la economía para todo.

ESCUCHAR PROGRAMA

CONTÁCTANOS

contacto@saludineroyamor.mx